Antes del comienzo de Gran Prix este fin de semana en el trampolín polaco de Wisla, el director de saltos de la FIS Walter Hofer desgrana los momentos más interesantes de esta nueva temporada.

Este verano el torneo de verano se inicia en Wisla. ¿Qué podemos esperar?
Wisla y Polonia son dos puntos fuertes del calendario de saltos, sobre todo por el gran ambiente que siempre encontramos allí. El Comité de Saltos ha elegido Wisla como sede inaugural de la temporada de verano y de invierno.

Esta vez se probará un nuevo formato sin saltadores pre-clasificados. Todos tendrán que superar la ronda de calificación. ¿Qué se pretende con este nuevo sistema?
Cuando se introdujo la ronda de calificación todos debían saltar todavía desde la misma puerta de salida. Esto supondría empezar la competición con una salida baja, e incluso así tampoco sabríamos cuál sería la idónea para los mejores saltadores. Por tanto queríamos asegurarnos de que todos completasen a tiempo la ronda de calificación. Este fue uno de los motivos para considerar pre-clasificados a los mejores.

Desde que se incorporaron las compensaciones por viento y salidas, el jurado ha podido cambiar la velocidad de bajada durante la competición y seguir con la misma sin tener que volver a empezar de nuevo...
Por eso, durante el Gran Prix, probaremos este sistema por el que todos los saltadores tendrán que participar en la ronda de calificación. El resultado de este nuevo sistema lo evaluaremos durante la próxima reunión del Comité de Saltos en otoño.

¿Qué más novedades habrá este año en el Gran Premio de Verano?
Además de la nueva regla de la calificación, sólo hay una pequeña variación con respecto al sistema de control de los trajes. Puesto que entramos en una temporada olímpica, el Comité de Saltos no ha querido introducir demasiados cambios.

El circuito de verano afronta ya su vigésimo cuarta edición para los hombres y la sexta para las mujeres. ¿Cómo se están desarrollando los saltos femeninos?
De manera prometedora. Estamos viendo que cada vez hay más saltadoras y esto es muy importante. Caras nuevas, nombres nuevos y países nuevos están entrando en la escena internacional.

Con los Juegos Olímpicos de Invierno en el horizonte, ¿qué importancia tiene el Gran Premio de Verano para la preparación de los saltadores de cara a esos Juegos?
En cada temporada olímpica siempre hay algunos países que intentan dar un paso adelante. A veces los saltadores veteranos necesitan un programa de entrenamiento separado y los más jovenes necesitan competir todo lo que puedan. Por esta razón habrá una fluctuación mayor de saltadores y nombres en las competiciones de verano.

Además de PyeongChang 2018, ¿cuáles serán los momentos álgidos de esta nueva temporada?
Al igual que en cada temporada, el calendario de saltos incluye un buen número de eventos importantes. En el plano masculino tendremos el prestigioso Torneo de los Cuatro Trampolines, el Mundial de Vuelo en Oberstdorf (Alemania), la segunda edición del torneo Raw Air y por supuesto la lucha por el Globo de Cristal en la Copa del Mundo, que volverá a decidirse en las Finales de Planica (Eslovenia).

Fuente: FIS

Comparte este artículo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn