El desenlace del Cuatro Trampolines tuvo un final dramático para el noruego Daniel Andre Tande, quien en la segunda manga de la competición de Bischofshofen no pudo defender su liderato hasta el final.

Tras la primera manga Stoch y Tande mantenían el pulso por la victoria final. Pero finalmente se ha sabido que el noruego tuvo muy mala suerte durante su segundo salto: el cierre que sujeta la fijación de la bota al esquí se soltó, provocando la inestabilidad de Tande nada más comenzar el vuelo. Al menos, el noruego pudo evitar una grave caída, pero la maniobra le hizo perder toda opción de acabar luchando por el título con Kamil Stoch.

Tras los primeros momentos de decepción, Tande volvió a sentirse satisfecho de sus actuaciones y su tercer puesto en la clasificación final del torneo. "Acabé muy disgustado tras el segundo salto, pero minutos después volví a estar contento".

Al menos, Tande aún tiene muchos objetivos que alcanzar y muchos éxitos que todavía puede conseguir en la presente temporada.

Comparte este artículo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn