Ocho meses después de la lesión sufrida en el ligamento cruzado de su rodilla derecha mientras esquiaba en Canadá, el saltador austriaco ha vuelto a volar en el trampolín de Hinzenbach como preludio a su inminente regreso a la Copa del Mundo.

Bajo la atenta mirada del entrenador del equipo austriaco, Heinz Kuttin, Schlierenzauer ha realizado hace apenas unas horas sus primeros saltos de entrenamiento después de un largo período de inactividad. Y todo ello en el más estricto de los secretos.

¿Por qué en el trampolín de Hinzenbach? Posiblemente porque allí fue donde el tirolés vivió sus mejores sensaciones de este último y traumático año. El 27 de Septiembre de 2015, en la última competición del Gran Prix de Verano del año pasado, Schlierenzauer conseguía allí su última victoria. Luego vendrían los malos resultados en la Copa del Mundo, la falta de motivación, su marcha tras el Cuatro Trampolines... y, para rematar la faena, el fatídico accidente mientras esquiaba en Canadá.

Pero da la sensación de que la tendencia ha cambiado. Schlierenzauer no sólo vuelve a estar entero físicamente, sino que además parece que el ex saltador austriaco Hubert Neuper será este año su asesor personal. Cualquier ayuda será poca para que 'Schlieri' vuelva a dar emoción y espectáculo en la apasionante temporada que está a punto de comenzar.

Comparte este artículo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn