No es que las austriacas no fueran favoritas para ganar una medalla, pero claramente no la de oro. Además de un concurso tremendamente regular por parte de sus cuatro saltadoras, Austria se benefició además de los errores de Ema Klinec para ganar su primer Mundial por equipos.

Las austriacas fueron casi toda la competición a rebufo de sus rivales, primero Noruega y finalmente Eslovenia. Pero sin ceder demasiado terreno, y eso acabó decantando la balanza.

Daniela Iraschko-Stolz, Sophie Sorschag, Chiara Hoelzl, y, sobre todo, una espléndida Marita Kramer, ganaron la medalla de oro por tan sólo 1,4 puntos de margen sobre las eslovenas. Clave fue, sin duda, el duelo del último grupo entre Kramer y Klinec, en una reedición de la competición individual.

Eslovenia llegaba con un amplio margen al último salto de la primera manga. Allí Kramer alcanzaba los 102,5 metros y metía presión a la flamante nueva campeona del mundo para defender su ventaja. Pero Klinec se "arrugó", aterrizando por detrás del punto de cálculo y viendo cómo su equipo cedía in extremis el liderato ante las austriacas.

En la segunda manga, más de lo mismo. Kriznar y Rogelj mantuvieron de nuevo a flote a Eslovenia, mientras Bogataj mejoraba su rendimiento y parecía asegurar el oro para las chicas de Zoran Zupancic. Pero el desenlace volvió a ser el mismo. Más presión de Kramer (104 metros) y nuevo tropezón de Ema Klinec (95,5), que dejaba en bandeja la medalla de oro a Austria.

El bronce fue para Noruega, que cumplió, sin más, pero que encumbró a la joven Thea Minyan Bjoerseth como nueva estrella del equipo, haciendo incluso sombra a la mismísima Maren Lundby.

El cuarto puesto fue para Japón, que dejó todo en manos de Sara Takanashi y terminó siendo incapaz de echarse todo ese peso a sus espaldas. Alemania hubo de conformarse esta vez con la quinta posición, por delante de rusas, polacas y checas.

Finlandia, Estados Unidos, Canadá y Rumanía no pasaron a la segunda manga.

Resultados Equipos Oberstdorf