Actualidad

Esta temporada olímpica tendrá que prescindir de una de sus grandes estrellas femeninas. La campeona olímpica de 2018, la noruega Maren Lundby, estará ausente durante toda este próximo invierno. La joven de 27 años justificó su decisión por problemas físicos.

La saltadora noruega anunció este jueves durante una entrevista en la cadena NRK que no participará en la Copa del Mundo 2021-22, así como tampoco en los Juegos Olímpicos de Pekín del próximo año. La razón es que desea perder bastante peso de manera responsable.

"Los saltos de esquí requieren grandes esfuerzos en varios aspectos, y uno de ellos es el peso. Es una decisión muy difícil, pero considero que es una buena elección. Hago esto para cuidarme", confesaba entre lágrimas la tres veces ganadora del Globo de Cristal.

“Mi cuerpo se ha vuelto diferente en los últimos meses, de forma natural, y no quiero someterlo a cambios traumáticos sólo para estar en los Juegos Olímpicos. Prefiero apostar por una carrera más larga".

"Esto es muy difícil para mí, me resulta difícil aceptarlo, pero no quiero estar controlándome el peso todo el tiempo, de una manera un poco artificial. También es un ejemplo para los más pequeños, que deben hacer deporte para divertirse”.

"Mi salud es buena en este momento, no hay por qué preocuparse, sólo me sobran algunos kilos. Además, ya tenía algo de sobrepeso el año pasado pero no le dije nada a nadie. Espero que el el público sepa apreciar mi sinceridad".

Lundby finalizaba la entrevista sin dar muchos detalles sobre su posible regreso a la competición. "Me tomaré el tiempo necesario..."

Hay que recordar también que el pasado mes de Agosto, la saltadora noruega anunciaba que pensaba hacer una pausa en los entrenamientos y que no iba a disputar el Gran Premio de Verano. Todo ello, en parte, para participar en la edición noruega de "Bailando con las Estrellas".