Actualidad

Después de las últimas cancelaciones de pruebas que habían retrasado el inicio de la Copa del Mundo femenina hasta mediados de Enero, las saltadoras han recibido una buena noticia: la sede austriaca de Ramsau am Dachstein se ha ofrecido para inaugurar la temporada este mes de Diciembre.

El escenario tan temido por las saltadoras se ha evitado: el inicio de la Copa del Mundo tendrá lugar antes de Navidad. Tal y como ha anunciado la federación austriaca en un comunicado de prensa, se ha añadido una competición adicional en Ramsau am Dachstein al calendario de eventos inicialmente previsto. La nueva prueba se disputará el viernes 18 de Diciembre, y, después del aplazamiento de las competiciones de Lillehammer, servirá como inicio de la Copa del Mundo 2020-21.

“En interés del deporte, la Federación austriaca ha decidido organizar dos competiciones femeninas adicionales. Somos conscientes de la responsabilidad que tenemos con nuestras deportistas y queremos aportar todo lo que podamos en este momento difícil para todos”, señalaba el presidente de la OSV, Peter Schroecksnadel.

En un principio sólo se habían planificado las tradicionales competiciones de Combinada Nórdica al pie del glaciar Dachstein, que esta temporada también asistirá al inicio de la Copa del Mundo femenina. Pero de esta forma el circuito femenino de saltos también regresa a Ramsau después de más de ocho años de ausencia.

El 14 de diciembre de 2012, Sara Takanashi se imponía a Coline Mattel y Daniela Iraschko en el trampolín HS98. Curiosamente, 22 de las 50 participantes en aquel momento todavía siguen en activo hoy en día.

Por primera vez desde la creación de la Copa del Mundo femenina, habrá dos sedes austriacas en una misma temporada (Ramsau y Hinzenbach).

Fuente: skispringen.com