Actualidad

El trampolín checo de Frenstat inauguraba las competiciones internacionales de saltos tras el inesperado final esperado la pasada temporada. En el único evento de este verano, la eslovena se impuso por delante de la austriaca Marita Kramer y su compañera de equipo Ema Klinec.

Era la cuarta vez que Frenstat organizaba el Gran Premio de Verano femenino, aunque esta vez fue un evento extraño, sin público y con estrictas regulaciones sanitarias por parte las autoridades locales. Finalmente participaron 27 saltadoras de ocho países, entre los que no se estaban Noruega y Japón, que decidieron no viajar por cuestión de seguridad.

La campeona del último Grand Prix, la eslovena Nika Kriznar, repitió su triunfo del año pasado en el HS106 con dos saltos de 97,5 y 97 metros para un total de 221,9 puntos, con los que superó por más de 30 puntos a la segunda en discordia, Marita Kramer.

La austríaca, considerada entre las favoritas este año, quedó segunda con su salto más largo de 95 metros, por delante de la también eslovena Ema Klinec.

Las francesas dieron una buena imagen, con Julia Clair en la cuarta plaza final tras remontar seis posiciones después de la primera manga gracias al salto más largo del día con 98,5 metros. Quinta fue otra francesa, Josephine Pagniera, subcampeona de los Juegos Olímpicos de la Juventud.

La polaca Kinga Rajda terminó sexta, mientras que las tres siguientes posiciones fueron aseguradas para el equipo esloveno con Spela Rogelj, Jerneja Brecl y Katra Komar.

Tras ellas se situaron las locales Karolina Indrackova y Stepanka Ptackova.

Esta competición de Frenstat fue la primera y única del Gran Premio de Verano de 2020, una experiencia muy importante y positiva para los organizadores, que por primera vez se enfrentaron al problema de la pandemia.

En teoría, si no hay males mayores, la temporada de invierno femenina comenzará el 5 de Diciembre en Lillehammer.

Resultados GP Frenstat