Actualidad

Tal y como parecía claro, sólo era cuestión de tiempo. Ya es oficial que las saltadoras tendrán una competición olímpica adicional en el trampolín grande.

La ejecutiva del Comité Olímpico Internacional (COI) aprobó el programa de competiciones para los Juegos de Invierno de 2026, que tendrán lugar en Milán y Cortina d'Ampezzo (Italia) e incluirán dos cambios importantes en los saltos de esquí.

El más importante es la introducción de la prueba individual femenina en el trampolín grande, que será el tercer concurso con participación de las mujeres donde se repartirán medallas, junto con la prueba individual y la prueba de equipos mixtos sobre el trampolín pequeño. La sede del estreno olímpico en 2026 será el Stadio del Salto Giuseppe dal Ben en Predazzo.

"¡Me siento tan feliz por la decisión! Esto significa que estamos a punto de alcanzar la igualdad en nuestro deporte, lo único que falta es la competición por equipos”, afirmaba Maren Lundby en una entrevista concedida a la web skisprung.com.

La noruega se convirtió en la primera campeona del mundo sobre trampolín grande en Oberstdorf 2021 y calificó la inclusión de esta competición en el programa olímpico como "un gran paso. Nos demuestra que los saltos de esquí femeninos se toman en serio".

Fuente: skispringen.com