Noticias

El técnico esloveno de 59 años, antiguo entrenador del equipo español de saltos, volverá a dirigir al conjunto checo con el que ya trabajó entre 2004 y 2006, ayudando a Jakub Janda a ganar la Copa del Mundo, el Cuatro Trampolines y varias medallas mundialistas.

"Estoy feliz, me siento honrado y orgulloso de tener nuevamente la oportunidad de entrenar al equipo checo después de 15 años. El objetivo es lograr mejores resultados que en los últimos años. Los saltos de esquí tienen una gran tradición en la República Checa y sé que no será una tarea fácil, será un gran desafío para mí”, afirmaba Vasja Bajc.

Durante los últimos cuatro años, el esloveno ha dirigido al modesto equipo de Hungría desde 2017, aunque esta misma semana rompió su contrato con la federación de aquel país por la falta de compromiso de los saltadores húngaros y por la escasa financiación de su proyecto deportivo.

Jakub Janda, campeón de la Copa del Mundo en 2006 con Bajc como entrenador y actual responsable de la sección de saltos de la federación checa, se mostró encantado con el regreso del experimentado entrenador. "Después de una mala temporada, hemos decidido contratar a un entrenador extranjero. Vasja Bajc conoce el entorno de los saltos en la República Checa y con él como entrenador celebramos algunos de nuestros mayores éxitos", señalaba un Janda que también ha sido diputado en la Cámara nacional desde 2017.

El invierno pasado fue muy decepcionante para los saltadores checos. En ausencia de Roman Koudelka, que se perdió casi toda la temporada por una lesión, Viktor Polasek fue su mejor representante en la Copa del Mundo, concluyendo en el puesto 69 de la general.