Noticias

Al fin algo de tregua por parte de Granerud, al fin una competición con más alternativas y una Copa del Mundo que se anima algo al romperse el dominio aplastante del noruego.

Ryoyu Kobayashi - que en la temporada 2018-19 arrasó más o menos como lo está haciendo el de Oslo este curso - ha recuperado sensaciones y se ha impuesto hoy en un trampolín que se le da de maravilla como el Wielka Krokiew de Zakopane.

Aunque Granerud fue el mejor de la primera manga y se las prometía felices, ya se advirtió que podía haber sorpresas al haber poca distancia con Pavlovcic, Stekala y el propio Kobayashi.

Polonia parecía que viviría una jornada gris en casa, con seis de ellos fuera a las primeras de cambio, y con Kamil Stoch y Dawid Kubacki muy lejos de su mejor nivel, pero la revelación del equipo este año les sacó las castañas del fuego y todo el equipo celebró efusivamente el segundo puesto final de Andrzej Stekala, que se quedó a apenas 0,3 puntos del nipón.

Kobayashi fue el más regular, con 136.5 metros en la primera manga y 134.5 en la segunda, imponiendo esa regularidad para acabar saliendo victorioso.

Completó el podio un Marius Lindvik que merced a sus 141.5 metros en el segundo salto recuperó muchas posiciones - del décimo puesto al tercero ni más ni menos.

Le pudo la presión a Bor Pavlovcic, que parecía podio asegurado pero cuyo segundo salto se quedó finalmente corto, conformándose el esloveno con la quinta plaza, justo por detrás de su compatriota Anze Lanisek.

Completaron el Top 10 Daniel Andre Tande, Halvor Egner Granerud en una séptima plaza sorprendente, Piotr Zyla, Robert Johansson y finalmente Stefan Kraft.

Además de Granerud, decepcionó Markus Eisenbichler acabando decimocuarto y perdiendo más renta como segundo de la clasificación general y lo mismo podemos decir de Kamil Stoch - al final vigésimo.

El vigésimo tercer puesto de Karl Geiger empieza a no ser tan sorprendente.

Resultados Zakopane