Noticias

Los organizadores del tradicional "Nordic Opening" han anunciado que no pondrán a la venta entradas para las competiciones de saltos de esquí, esquí de fondo y combinada nórdica, programadas del 26 al 29 de Noviembre en las inmediaciones de Kuusamo (Finlandia).

Ese importante y esperado festival de esquí nórdico tendrá lugar a puerta cerrada en Ruka, un fin de semana que marcará la apertura de la Copa del Mundo de Combinada Nórdica y Esquí de Fondo, ya que la de Ruka será la segunda parada en el calendario de Saltos de Esquí tras el inicio la semana anterior en Wisla.

El anuncio fue hecho por los organizadores del evento para reducir el número de personas participantes en el evento, y, en consecuencia, también el riesgo de contagios.

El secretario general, Seppo Linjakumpu, explicó que la decisión fue tomada por unanimidad por el comité organizador, la Federación finlandesa y las autoridades de Kuusamo. "Ya durante la primavera la FIS pidió a los distintos organizadores que planificaran las competiciones sobre la hipótesis de que tuvieran que celebrarse sin público".

Evidentemente, el evento respetará las medidas impuestas por el gobierno finlandés. El calendario de competición no cambiará, aunque deberá ser confirmado por la FIS la próxima semana, cuando se anuncie el calendario final de la temporada.

Sin duda, será un año difícil para la organización desde el punto de vista económico. Además de las perdidas por la ausencia de público, los costes de gestión se incrementarán en unos diez mil euros para que el evento sea lo más seguro posible.

Hasta ahora, en Finlandia se han detectado menos de 10.000 contagios por coronavirus y el número de fallecidos no llega a las 350 personas.