Noticias

Ryoyu Kobayashi sabe volar como nadie en el trampolín de vuelo de Planica. El nipón, que ostenta el récord de 252 metros, ha vuelto a ganar como ya lo hiciera ayer en la calificación en este largo fin de semana de saltos en la icónica sede eslovena.

El que fuera Campeón de la Copa del Mundo hace dos años fue el mejor tanto en la primera manga como en la segunda. Cerró la competición de hoy con un gran salto de 244 metros y medio, el más largo de la tarde, sumando 7.4 puntos más que el segundo, Markus Eisenbichler. 

Aunque Miyahira se llevó todas las felicitaciones por la victoria de su pupilo, tal vez fue Horngacher quien más méritos hizo para ser congratulado. Acertó bajando una salida para Eisenbichler - el único que salió desde la 12 en la segunda manga - y se llevó además la alegría de ver como Karl Geiger completaba el podio gracias a un muy buen segundo salto. 

Alemania recuperó sensaciones en la segunda manga y escoltó con sus dos mejores saltadores esta temporada a Kobayashi en el podio final. Un podio que parecía que iba a tener color local después de la primera ronda. No pudo ser así porque tanto Domen Prevc como Bor Pavlovcic decepcionaron al final y bajaron del segundo y tercer puesto al definitivo octavo para Domen y quinto para Pavlovcic.

Fueron los dos únicos eslovenos en un top 10 muy democrático, con dos japoneses, dos alemanes, dos austriacos, dos eslovenos, un noruego y un polaco. Jornada aciaga para estos dos últimos países.

Noruega vive aún en estos instantes con el miedo en el cuerpo después de una terrible caída de Daniel Andre Tande en su salto de entrenamiento este mediodía. De momento está estable en un hospital de Ljubljana. Ya en competición, el equipo pareció verse contagiado por el susto y sufrieron dos eliminaciones tempranas como las de Lindvik y ka del ya campeón de la Copa del Mundo Halvor Egner Granerud.

Sí, han leído bien, Granerud no pasó el corte en la primera manga. Pero si les decimos que tampoco lo hicieron Kubacki, Stoch o Aschenwald comprenderán que no ha sido una jornada nada fácil. Por la inestabilidad del viento por un lado y por el ya mencionado miedo en el cuerpo que parecía reinar en la rampa de salida, al menos en la primera manga.

Desde aquí deseamos una pronta recuperación para Daniel Andre Tande, a quien esperamos ver saltando de nuevo en el futuro.

Resultados Planica