Noticias

Después de sufrir varias lesiones graves y de luchar lo indecible para volver a estar entre los mejores, Kenneth Gangnes ha dicho basta. "Cuando las piernas no están al cien por cien, esto ya no tiene sentido", decía para explicar su decisión.

A sus 29 años, el noruego es sin duda uno de los mayores talentos en la historia de los saltos de esquí. Tercero en la Copa del Mundo 2015-16, su única victoria en el circuito llegó en Lillehammer, ganando esa misma temporada la medalla de plata individual y el oro por equipos en el Mundial de Vuelo de 2016 en Bad Mitterndorf.

Sin embargo, en las últimas temporadas había tenido que lidiar con varias lesiones graves. Gangnes se perdió toda la temporada de invierno 2016-17 por una lesión en el ligamento cruzado de su rodilla. En el verano de 2017 volvió a competir nuevamente pero meses después, en noviembre de ese mismo año, volvió a sufrir otra rotura del cruzado que le dejó toda la campaña en blanco. Volvió a reaparecer este mismo verano en el Gran Prix, aunque una nueva lesión (en el muslo, esta vez) ha precipitado su adiós definitivo.

"No hemos podido saber qué causó los problemas en el muslo, seguramente algo relacionado con el músculo que no mejoró. A veces incluso tenía problemas para subir las escaleras. He pasado muchas noches sin dormir por esta decisión. Ahora creo que es lo correcto y que puedo dormir tranquilo, aunque me duela enormemente. Son casi 25 años de mi vida, durante los cuales he perseguido mis metas y mis sueños ", explicaba Gangnes, que comenzó a esquiar a los 4 años.  "Al menos he podido alcanzar algunas de mis metas".

 "Espero que mi futuro siga estando en los saltos. Ya he hablado sobre eso con nuestro director deportivo. Tal vez pueda estar en el Cuatro Trampolines sin competir", afirmaba.

"Es una noticia muy triste, pero la ha tomado apelando al sentido común. Todo lo que puedo hacer es agradecer a Kenneth los buenos momentos que nos ha dado y lo mucho que ha contribuido a crear un buen ambiente entre los saltadores. Siempre representó nuestros valores y le deseo todo lo mejor para esta nueva etapa de su vida. Por supuesto, espero que siga formando parte de la familia de los saltos de esquí y que continúe con nosotros aportando su enorme experiencia ", señalaba el entrenador Alexander Stoeckl.

Fuente: FIS