En sus dos primeras competiciones este verano en el Grand PrIx, el campeón de la Copa del Mundo ha superado a todos sus rivales en el trampolín kazajo HS99 para convertirse además en el nuevo líder del certamen.

El viento jugó un papel importante en el debut de la sede de Schuchinsk al más alto nivel. La competición del sábado, prevista en un principio en el HS140, tuvo que ser finalmente suspendida por el fuerte viento y trasladada a primera hora de la mañana del domingo en el HS99, por lo que finalmente se competiría dos veces en el K90.

En la primera prueba, Halvor Egner Granerud inauguraba también su palmarés en el Gran Premio de Verano con dos saltos de 96 y 94 metros, con los que superó a su compatriota Marius Lindvik y al búlgaro Vladimir Zografski, que conseguía su primer podio al más alto nivel.

Si bien a esas horas el viento aún no dio problemas, parecía claro que a medida que avanzara el día la situación iba a requerir de una mayor dosis de paciencia.

Así, en la segunda competición los parones por cambios de viento fueron continuos. Al final, Granerud volvió a mostrarse imbatible, marcando de nuevo los dos mejores saltos del concurso para ganar con 221,4 puntos, por delante de su compatriota Robert Johansson (212,4). Hubo empare en el tercer puesto entre el también noruego Marius Lindvik y el ruso Danil Sadreev (211,8 puntos)m quien aprovechó al máximo las condiciones cambiantes del viento en la primera ronda para establecer un nuevo récord del trampolín con una distancia de 99,5 metros.

Con estas dos victorias, Granerud se erige en el nuevo líder del Grand Prix a falta de las tres últimas competiciones individuales, con apenas 4 puntos más que Jan Hoerl y 15 más que el polaco Jakub Wolny.

La próxima semana en Chaikovsky (Rusia) podría empezar a despejarse la lucha por el título si alguno de los interesados tampoco decide participar.

Resultados GP Schuchinsk