Después de dar positivo por coronarvirus la pasada semana durante el Mundial de Oberstdorf, el ya campeón de la Copa del Mundo, Halvor Egner Granerud, sigue guardando la obligada cuarentena y sin poder entrenar de cara a las últimas competiciones de la temporada.

El saltador noruego todavía se encuentra confinado en Oberstdorf, donde permanecerá durante aproximadamente una semana más. Durante su necesaria reclusión, Granerud habló de sus sensaciones y los síntomas de la covid-19 para los lectores del diario noruego VG.

"He de reconocer que estaba un poco asustado. Esta enfermedad no es agradable. Me preocupaba que los síntomas aumentaran, pero por suerte en seguida empecé a sentíme mejor. Soy optimista. Creo que lo peor ya pasó".

El noruego también está preparado para las lesiones que pueden llegar en un futuro próximo. "Hablaré con el médico para saber a qué debo prestar especial atención durante la recuperación. Necesito algo de tiempo para recuperarme por completo", admite Granerud.

A pesar de encontrarse mejor, el saltador de 24 años todavía no está seguro de si participará en las competiciones de vuelo en Eslovenia dentro de dos semanas. "De momento el plan no ha cambiado, pero la decisión final se tomará en los próximos días. El trampolín de Planica es exigente. Saltaré si me siento preparado para ello. También depende de si tengo la oportunidad de entrenar algunos días antes. No quiero ir a Planica sin estar preparado, sobre todo después de pasar tantos días tumbado en el sofá".

"¿Dónde me contagié y cómo sucedió? No sé. Fui muy cuidadoso en todo momento y evité situaciones potencialmente peligrosas. Quizás sucedió durante el viaje desde Rumania", señala Granerud.

Al preguntarle por los síntomas de la enfermedad, el líder de la Copa del Mundo dijo estar preocupado por la falta de fuerzas. "Lo primero, me sentí muy cansado. Tuve un poco de tos y algunas dificultades para respirar", admite el subcampeón mundial de vuelo.

Su padre también habló sobre el estado de salud del noruego. "Halvor se encuentra mucho mejor ahora, ha recuperado el sentido del olfato y el gusto. Esperamos que pueda volver a casa el próximo martes".