Noticias

A sus 41 años, y tras verse físicamente diezmado en las últimas temporadas, el ruso se ha visto obligado a retirarse como saltador en activo aunque seguirá ligado a este deporte como integrante del cuerpo técnico de su selección.

Al igual que Noriaki Kasai, su sueño era ganar una medalla olímpica antes de colgar los esquís. Durante muchos años dio la sensación de ser mejor saltador de lo que sus resultados decían, pero la mala suerte y los recurrentes problemas físicos terminaron por arruinar una trayectoria que pudo ser brillante.

Entre 2005 y 2010, Rusia tuvo por fin un saltador de calidad con opciones de llegar lejos, pero varios motivos impidieron que Dimitry Vassiliev triunfara de verdad. 

Empezó a hacerse notar en la concurso de Año Nuevo en Garmisch en 2001. Allí consiguió el primer podio de su carrera (fue segundo por detrás, precisamente, de Kasai), y tres días después volvía a subir al podio con su tercer puesto en Innsbruck. Cosas de la vida, apenas unas semanas más tarde se anuncia que dio positivo por diuréticos en un control antidopaje realizado tras la competición en Bergisel, por lo que se anulan todos sus resultados a partir de esa competición y es sancionado con dos años de inhabilitación. Le cupo, por tanto, el dudoso honor de ser el primer positivo por dopaje en saltos de esquí.

Cumplida la sanción, reaparece y empieza a demostrar su valía, mejorando sus resultados y siendo el único ruso capaz de acabar entre los diez primeros.

En 2006, tuvo una oportunidad única de ganar una medalla olímpica en Turín. Fue el mejor en la primera manga sobre el trampolín pequeño pero no tuvo suerte con las condiciones de viento en la segunda y acabó décimo. Por entonces todavía no existían las compensaciones...

Cuatro años después vuelven a aparecer en el horizonte los Juegos de Vancouver 2010, otra posibilidad real. Pero en los dos meses previos sufre dos graves caídas, la primera en Kulm, sin grandes consecuencias; y la segunda, mientras se entrenaba en Lillehammer para los Juegos, que le destroza los ligamentos de la rodilla y le aparta del sueño olímpico.

Así las cosas, la única medalla que consiguió en un gran evento internacional fue el bronce por equipos de la Universiada en 1999. Parece muy poco para un saltador de tanto potencial.

Además, y hasta el día de hoy, nadie ha saltado más que él. Hay que recordar que Vassiliev voló 254 metros en Vikersund, pero no pudo validar el récord del mundo puesto que no terminó el vuelo con un aterrizaje.

Vassiliev logró nueve podios en la Copa del Mundo, el úlitmo fue un segundo puesto en Diciembre de 2012 en Ruka, apenas 0,7 puntos menos que el ganador, el alemán Severin Freund.

En las últimas temporadas las rodillas le han impedido competir con cierta regularidad y las operaciones quirúrgicas tampoco le ayudaron a recuperar una cierta continuidad en su forma física. Ahora espera seguir siendo útil a su equipo y a su país enseñando a los más jóvenes en Rusia. Mucha suerte.