Noticias

El saltador polaco ha tenido que esperar diez años para lograr su primer éxito ante su público en la Copa del Mundo, y lo ha hecho además en su trampolín "talismán", en Wisla, donde se ha vestido el jersey amarillo de líder.

Ya le tocaba. En Wisla, Dawid Kubacki había ganado en seis ocasiones, todas ellas en verano, pero en invierno nunca lo había conseguido. Y en suelo patrio tampoco había subido jamás a lo más alto del podio. Esta vez el saltador de Nowy Targ ha acabado con todos los maleficios, confirmado su favoritismo en una emocionante competición que abría la Copa del Mundo 2022-23.

Venía de ser el mejor en la Calificación del día anterior y el polaco no dejó escapar la ocasión a pesar de la pertinaz e incómoda lluvia que acompañó a este primer día de la temporada. Con dos saltos magníficos de 130,5 y 132,5 metros, Kubacki sumó su sexta victoria en la Copa del Mundo, superando en un final agónico y espectacular a Halvor Granerud y Stefan Kraft.

Ambos se lo pusieron difícil en la ronda final. Los dos volaron hasta los 133,5 metros y obligaron al polaco a dar lo mejor de si mismo. Pero Kubacki no se arrugó y cerró este primer concurso otoñal con un salto perfecto.

Por detrás del podio quedaron Manuel Fettner y Piotr Zyla, dos jóvenes veteranos que no quieren dejarse superar por una interesante nueva generación de saltadores que se adivina en el horizonte. 

En un día intenso e incómodo en ocasiones por el viento racheado, no demasiado fuerte pero a veces sí caprichoso, fueron bastantes quienes empezaron a notar muy pronto los rigores de la competición. Si ayer Jan Hoerl no superaba la Calificación, esta vez eran Karl Geiger y Daniel Andre Tande los que fallaban en la primera manga, aunque otro buen puñado de nombres ilustres tampoco pudo hacer dos saltos rotundos para empezar el curso.

El debut de la Copa del Mundo sobre plástico en la recepción fue brillante y dejó atrás las dudas que se habían sembrado en los últimos meses por el camino.

Resultados Wisla