Noticias

Llegan buenas noticias desde Noruega. Dieciocho días después de la terrible caída que sufrió en Planica, Daniel-André Tande ha salido del hospital en el que se encontraba ingresado desde entonces. Su estado de salud es bueno.

Tal y como ha confirmado la Federación noruega, Daniel-André Tande recibió el alta hospitalaria este mismo lunes y ya se encuentra recuperándose en casa del duro percance que sufrió en el trampolín Letalnica.

“Su estado general es bueno y se encuentra bien. El descanso y la tranquilidad son ahora parte del tratamiento que necesita. Esto no es compatible con su presencia en los medios, por lo que Daniel no podrá conceder entrevistas en las próximas semanas”, advertía el médico del equipo, Guri Ranum Ekas, en un comunicado de prensa.

Después de ser trasladado de Eslovenia a un hospital en Oslo en un avión medicalizado a principios de Abril, Tande fue operado la semana pasada de una fractura de clavícula.

El director del equipo, Clas Brede Brathen, agradeció el trabajo de todos los médicos. “Estamos seguros de que Daniel está ansioso porque llegue ese día en que los consejos médicos dejen de afectar a su vida diaria. En nombre de la familia de los saltos de esquí, me gustaría dar las gracias al médico del equipo Guri Ranum Ekas por el alto nivel de profesionalismo, compromiso comprometido y excelente cooperación”, afirmaba Brathen.

Tras su brutal caída durante la final de la Copa del Mundo en Planica, Tande tuvo que recibir ventilación mecánica mediante intubación, sufrió una fractura de clavícula y una leve perforación pulmonar.

Por suerte, eso ya forma parte de la historia.