Debido a los malos resultados de este invierno, la Federación Checa ha decidido que el entrenador David Jiroutek sea reemplazado por su ayudante, Antonin Hajek, que dirigirá al equipo hasta final de temporada.

Jiroutek había ocupado el cargo de primer entrenador checo desde la primavera de 2018 cuando sucedió al austríaco Richard Schallert después de la fallida temporada olímpica. Anteriormente, Jiroutek había entrenador en Rusia durante cuatro años.

Ahora será Hajek, que se retiró como saltador en 2015, quien intentará variar el rumbo de un equipo que ha empezado con mal pie esta temporada. De hecho, no fue hasta la sexta competición en la Copa del Mundo, la disputada en Engelberg antes de Navidad, en la que los checos sumaron sus primeros puntos de este invierno.

El líder del equipo, Roman Koudelka, continuó mejorando a partir de entonces. En el Cuatro Trampolines fue octavo en Garmisch-Partenkirchen y terminó decimoséptimo en la General, siendo decimocuarto y undécimo este pasado fin de semana en Val di Fiemme. Allí, además de Koudelka, Viktor Polasek también se metió en ambas competiciones en la segunda manga.

El director de la sección de saltos de la federación checa, Jakub Janda, ha optado por una solución radical a mitad de temporada, despidiendo a Jiroutek "sobre la base de los resultados poco convincentes en la primera parte de la temporada de invierno y del liderazgo general del equipo nacional".