Actualidad

La federación noruega ha desvelado que la campeona de la Copa del Mundo sufrió hace unos días un inesperado accidente durante una sesión de entrenamiento en Lillehammer.

Al parecer, Lundby estaba cambiando el banco de salida, y, mientras cruzaba de un lado a otro para mover uno de los soportes, resbaló en el borde de las escaleras, que se encontraban resbaladizas por la lluvia.

"Estaba agarrada a la barra, pero perdí el equilibrio. Llovió mucho por la mañana, así que los escalones estaban muy mojados. De repente, me encontré de espaldas y rodando por el trampolín. Intenté hacer todo lo posible para reducir la velocidad, con ambos brazos y las piernas. Pero sencillamente no pude parar y seguí rodando hasta el borde de la mesa de salida. Aterricé sobre una pierna y una rodilla, y luego me golpeé la cabeza en el cemento. Afortunadamente, llevaba el casco", explicaba la joven de 24 años.

Lundby fue trasladada de inmediato al hospital, donde se le realizaron varias radiografías que excluyeron la posibilidad de una fractura. Sin embargo, además de las laceraciones y varios moratones, se encontró una lesión en la cabeza de la que se ignora su alcance hasta que se le realice una resonancia magnética.

Recordemos que un incidente similar le sucedió a Daiki Ito durante una competición de la Copa del Mundo en Sapporo en Enero de 2013. Sin embargo, el japonés pudo detenerse antes de llegar al borde de la rampa.

Lundby no participará en la prueba etapa final del Gran Premio de Verano programada este fin de semana en Frenstat (República Checa). La noruega era la única que matemáticamente podía superar a Sara Takanashi, quien a su vez tampoco participará en el evento ya que regresó a Japón para seguir entrenando. Por lo tanto, la japonesa volverá a ganar el título de verano en 2019.