Actualidad

Se llama Alina Buechel, está a punto de cumplir los 16 años y aspira a ser la primera saltadora de esquí de su pequeño país natal después de haberse preparado en la academia de Stams y de haber competido bajo bandera austriaca.

Si la FIS acepta la solicitud que han presentado la propia Buechel y la Federación de Esquí de Liechtenstein, la joven saltadora hará historia en el deporte nórdico.

Hasta la fecha, Alina ha entrenado y ha aprendido en la famosa escuela de Stams, subiendo al podio en competiciones infantiles de carácter local en Austria pero lejos de las mejores en las pruebas de la FIS Cup o la Alpen Cup, escalones previos a la Copa Continental o a la Copa del Mundo.

En Austria hay una gran competencia para entrar en las estructuras del equipo nacional y participar en eventos internacionales, por lo que decidió aprovechar sus raíces liechtensteinianas y cambiar de "bandera".

De momento, el objetivo es participar en el FOJE (Festival Olímpico de la Juventud Europea) 2021 en Vuokatti, Finlandia. Sin embargo, la competición de saltos de esquí sigue en el aire puesto que el trampolín de Vuokatti no ha recibido la homologación pertinente y no parece que vaya a ser reconstruido para este próximo invierno.

En cualqueir caso, el presidente de la federación de Liechtenstein, Alexander Ospelt, ha recibido a Alina Buechel con los brazos abiertos: "Que yo sepa, nunca antes habíamos tenido un representante en saltos de esquí. Para nosotros supone un esfuerzo considerable cumplir con todos los trámites necesarios, pero estamos muy contentos de que los saltos se incorporen a nuestra federación."

De todos modos, la federación no planea crear un equipo de saltos en Liechtenstein, sino mantener de momento la cooperación con la asociación deportiva regional de Voralberg, a la que pertenece Buechel.