Actualidad

Svenja Wuerth quiere labrarse un futuro en otra disciplina deportiva. La joven saltadora de 26 años, campeona del mundo por equipos mixtos en el Mundial de Lahti 2017, ha anunciado que cambia los saltos de esquí por la combinada nórdica.

Wuerth es todo pundonor y determinación. Dos graves caídas, en 2014 y 2017, estuvieron a punto de apartarla de los trampolines pero se mantuvo firme y siguió trabajando en su recuperación para volver en ambos casos a la Copa del Mundo.

Desde temprada edad, la joven de Baiersbronn compatibilizó la práctica del esquí de fondo con los saltos de esquí durante muchos años. Ese doble enfoque fue muy importante para ella desde el principio; no perdió de vista la combinada, pero la carga de entrenamiento para lograr un buen rendimiento en la Copa del Mundo en ambos deportes era demasiado grande.

Su mejor temporada fue la de 2017, en la que, además de la medalla de oro en Lahti, consiguió su primer y único podio en la Copa del Mundo (3ª en el trampolín de Ljubno) para acabar entre las diez mejores de esa temporada, algo que no volvió a conseguir desde entonces.

Aunque su futuro esté a partir de ahora en la combinada nórdica puede que ocasionalmente vuelva a competir con sus ex compañeras saltadoras en alguna competición nacional.

Svenja recibe un gran apoyo de la Escuela de Deportes de la Policía Federal, que le permite utilizar las instalaciones de entrenamiento sin restricción alguna. De momento la alemana intenta recuperar la normalidad en sus entrenamientos a pesar de la pandemia del coronavirus.