La saltadora austriaca ha tenido que ser intervenida de la rodilla por segunda vez en los últimos meses y tendrá que estar en el dique seco durante las próximas semanas.

"Daniela sufría una lesión en el cartílago que hemos tenido que tratar con una artroscopia. A partir de ahora tendrá que hacer rehabilitación y comenzar a entrenar de manera suave. Al menos en las próximas cinco semanas no podrá hacer un entrenamiento intensivo propio de este deporte", explicaba el doctor Christian Hoser en un comunicado de prensa de la federación austriaca.

La campeona del mundo de 2011 ya ha abandonado el hospital y se muestra optimista de cara al futuro. "Este verano había tenido varios problemas en los entrenamientos y notaba dolor, sobre todo al subir escaleras, en los ejercicios con pesas y al estirar la rodilla. Por eso no he podido entrenar de verdad. La terapia por sí sola no ha dado resultados y no me quedaba otra solución que volver a pasar por el quirófano para seguir saltando a un buen nivel. Ahora la rodilla me molesta menos y estoy segura de que volveré muy pronto a la Copa del Mundo", explicaba la austriaca.

No obstante, Daniela Iraschko-Stolz se perderá definitivamente el inicio de la Copa del Mundo femenina en Lillehammer a principios de Diciembre.

 

Comparte este artículo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn