El viento sólo permitió la disputa de la primera manga en el trampolín rumano, donde la saltadora japonesa rompió la racha de siete competiciones sin ganar. A falta de tres pruebas esta temporada, Takanashi es una de las tres saltadoras que aún pueden ganar la Copa del Mundo.

La japonesa se llevó la victoria gracias a un salto de 95 metros, con el que sumó tres puntos más que la estadounidense Nita Englund (118,3 puntos), que conseguía su primer podio en la Copa del Mundo. Tercera fue la líder, Daniela Iraschko-Stolz, con 91,5 metros y unos puntos vitales que le acreditan como la gran favorita para ganar su primer Globo de Cristal.

Apenas un punto por detrás quedaba la noruega Line Jahr, en cuarta posición, consiguiendo además su mejor marca personal. La alemana Juliane Seyfarth era quinta, por delante de Eva Pinkelnig, Yuki Ito, Maren Lundby, Tara Geraghty-Moats y Spela Rogelj completando el Top 10.

Quien se marcha de Rasnov descontenta con sus resultados es la alemana Carina Vogt, que, tras ser octava el sábado, hoy terminaba en la duodécima plaza y perdía terreno respecto a Iraschko y Takanashi en la General de la Copa del Mundo.

Comparte este artículo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn