Noticias

La impaciencia del saltador esloveno por volver a entrenar la ha jugado una mala pasada, obligándole a tomarse un pequeño descanso en los próximos días.

Según informa la prensa eslovena, en el tobillo de Peter Prevc apareció una verruga que dificultaba la flexibilidad de articulación, por lo que fue operado en primavera. La intervención mejoró el estado del tobillo pero el esloveno volvió a entrenar de manera intensiva demasiado pronto y el tobillo empezó a molestarle de nuevo.

“Como el tratamiento fue bien y no me dolía nada, pensé que todo estaba en orden. Los médicos me recomendaron entrenar con suavidad pero me sentía bien y empecé a entrenar más fuerte. Un día noté dolor. Quizas fuera demasiado impaciente, entrenaba muy fuerte. Ahora tengo la zona inflamada y he de esperar a que mejore. Lo positivo es que dentro de un mes podré volver a saltar, tendré menos tiempo de preparación para el invierno y habrá que entrenar más y con mayor prudencia.”

Seguramente Peter Prevc no participará en la inauguración del Gran Premio de Verano en Wisla. E incluso es posible que su pausa dure más tiempo del previsto.

Pero los problemas de Prevc no son los únicos del equipo esloveno. Ziga Jelar está teniendo algunas molestias en la rodilla, mientras que Bor Pavlovcic, Timi Zajc y Domen Prevc se han dedicado más últimamente a preparar los exámenes finales de Bachillerato. Por otro lado, Jernjej Damjan no participará en toda la temporada de verano.

Así las cosas, no le va a resultar nada fácil al nuevo entrenador, Gorazd Bertoncelj, crear un equipo fuerte para la inauguración del Gran Premio de Verano.

Fuente: dnevnik.si