La competición por equipos de este sábado fue la última de Jakub Janda. El saltador checo ha decidido colgar sus esquís y dedicarse a la política, diciendo adiós a los aficionados durante el primer fin de semana de Copa de Mundo.

Por desgracia, y puesto que el viernes no pudo calificarse para la competición individual que inauguraba la Copa del Mundo, su despedida tuvo lugar justo después del concurso por equipos. Durante la rueda de prensa el saltador checo respondió a varias preguntas de los periodistas.

"Sobre todo, me gustaría dar las gracias a todos los miembros de la gran familia de los saltos de esquí por estos veintiún años.... a los saltadores, entrenadores, periodistas, representantes de la FIS y a los organizadores de los concursos."

¿Por qué Janda ha decidido renunciar a los saltos y empezar una carrera en la política?
"Mucha gente piensa que es algo nuevo para mí. La verdad es que desde hace nueve años la política forma parte de mi vida, aunque ahora llego a un nivel más alto. Es imposible ser un buen político y un buen saltador al mismo tiempo, por eso he tenido que tomar esta decisión. Pienso que ser político es aun más difícil que ser saltador, pero creo que soy lo bastante fuerte para lograr éxitos. Voy a involucrarme en la política tanto como en los saltos. Nunca volveré a saltar de forma profesional. Este ha sido mi último concurso; de todas formas, no renuncio por completo al deporte. Como político haré todo lo que pueda para seguir ayudando a este deporte."

¿Cómo recuerda los concursos en Polonia? ¿Prefiere Zakopane o Wisła?
"Me gustan mucho tanto los de Zakopane como los de Wisła. Pero, si la edición de Copa del Mundo no hubiera empezado en Wisła, nadie me habría vuelto a ver saltar."

Si no hubiera sido elegido parlamentario, ¿habría seguido su carrera como saltador?
"Es posible que saltara hasta fin de esta temporada. Me gustaría participar en Juegos Olímpicos, pero las cosas son como son."

¿Cuál ha sido su mayor éxito?
"Sin duda la victoria en Titisee-Neustadt. Es mi trampolín favorito".

Jakub Janda debutó en la Copa de Mundo el 9 de Marzo de 1996, en Harrachov. Consiguió sus primeros puntos un año después, en Lahti, y para subir al podio tuvo que esperar seis años más: el 11 de enero de 2003, en Liberec, fue tercero. Su etapa más exitosa llegó gracias a la cooperación con el entrenador esloveno Vasja Bajc después de la temporada 2003-04. En el Gran Premio de Verano de 2004 consiguió un tercer puesto en Zakopane, y aquel mismo invierno de 2004-05 tuvo lugar su gran éxito en Titisee-Neustadt. En total, Janda subió nueve veces al podio. 

Su mejor temporada resultó ser la 2005-06 cuando ganó la Copa del Mundo y el Torneo de los Cuatro Trampolines, ex aequo con Janne Ahonen. Además, ganó dos medallas en el Mundial de Oberstdorf 2005 (plata en el trampolín pequeño y bronce en el grande).

Los siguientes años ya no fueron tan brillantes. Después de 2006 nunca más volvió a estar entre los veinte mejores de la clasificación general. De hecho, vivió su última gran actuación hace cuatro años, en Nizhni Taguil, durante el Gran Premio de Verano.

Jakub Janda era famoso por su particular estilo, marcado por esa silueta característica durante sus vuelos a muy baja altura y con la cabeza por debajo de los esquís.

Te echaremos de menos, Jakub.

 

Comparte este artículo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn