Uno de los veteranos, Janne Ahonen, se prepara para su 23ª edición de la Copa del Mundo. La leyenda finlandesa habla de la situación de los saltos en su país, rememora su carrera deportiva y nos presenta sus planes para esta nueva temporada.

Janne Ahonen participó por primera vez en unos Juegos Olímpicos en Lillehammer 1994. En aquel momento no sospechaba que podría seguir compitiendo con los mejores hasta el 2018. Como dice, en aquellos tiempos incluso le parecía imposible participar en los Juegos de 2010 y 2014. "Este escenario no me parecía real. El camino que aún sigo ha superado todos mis sueños y expectativas de mi infancia", asegura Ahonen.

Ahonen tiene dos medallas olímpicas, pero ninguna individual y ninguna de oro. En 2002 en Salt Lake City los finlandeses perdieron el oro con los alemanes por solo 0,1 punto. Cuatro años después perdieron con los austriacos por 7,4 puntos. El famoso saltador tampoco tuvo suerte en los concursos individuales: tres veces ocupó el cuarto lugar en el trampolín normal, en 1998, 2002 y 2010.

¿Cómo se encuentra Ahonen antes de los Juegos de Corea? "Podría decir que ahora la presión es aún más fuerte. Con los éxitos todo era más fácil y la seguridad en mí mismo estaba al más alto nivel. Durante mi mejor época de oro y cuando el equipo podía luchar con los mejores, los saltos eran más fáciles y había satisfacción después de cada concurso. Ahora, cuando todo es más complicado, la gente se preocupa por la situación de los saltos en Finlandia. La presión, sobre todo en los jóvenes, es enorme".

Desde Marzo de 2016 el entrenador del equipo finlandés es el austriaco Andreas Mitter. Bajo su tutela, Finlandia ocupó el sexto lugar en el pasado Mundial de Lahti. ¿Qué opina Ahonen sobre los métodos introducidos por el austriaco?

"Después de la crisis de los saltos en Finlandia, se hizo un gran trabajo para cambiar la situación pero no conseguimos casi nada. Andreas Mitter no hizo una revolución, pero paso a paso intenta mejorar el modelo que seguimos. Está bien saber que el entrenador anima a los jóvenes para que trabajen más fuerte. Me alegro que el nivel de los saltadores mejore y ya siento que empiezan a meterme mucha presión. Es lo normal. Sería terrible que yo siguiera siendo el mejor".

Últimamente aparecieron comentarios bastante críticos sobre Ahonen en internet. Mucha gente piensa que volvió a saltar solo por dinero. "Vivimos una época en la que lo más fácil es criticar a los demás, porque Internet asegura el anonimato. Hoy tenemos muchas posibilidades de dar nuestra opinión. Antes la gente sólo lo hacía en los periódicos, hoy lo puede hacer cualquiera que tenga acceso a Internet. Afortunadamente hoy en día puedo ganarme la vida con otras cosas, como por ejemplo preparando los trajes para saltadores".

¿Qué objetivos tiene Ahonen para esta temporada olímpica? "Ninguno en concreto. Quiero saltar muy bien, y eso debería traducirse en una buena cantidad de puntos. Voy a luchar desde el principio, ya que en los momentos claves me gustaría tener una buena clasificación. No he perdido la fe en mis éxitos. Mientras siga compitiendo, la tendré. Intentaré hacer todo lo que pueda".

Recordamos que Janne Ahonen ya colgó dos veces sus esquís, pero regresó en ambas ocasiones. Por esa razón no participó en las temporadas 2008-09, 2011-12 y 2012-13. Cada vez que reaparece lo hace porque sigue teniendo ganas de luchar por medallas.

Fuente: sportti.com

 

Comparte este artículo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn