Aunque desde hace unos días Lahti ya rinde homenaje al saltador desconocido, un reciente informe ha desvelado que la Federación finlandesa (SHL) ha acumulado en dos años una deuda de 3,5 millones de euros, la mitad de la cual se contrajo con la organización del reciente Mundial de Esquí Nórdico.

Ya en Junio la prensa italiana informaba que el Mundial de Lahti no sólo no había generado superávit, sino que había producido unas importantes pérdidas de dinero. La televisión finlandesa YLE calculó que en los últimos doce meses la deuda total creció de 700 a 2,7 millones de euros. Para acrecentar los males, entramos en una nueva temporada olímpica, con el consiguiente aumento de la partida de gastos.

"El Mundial en Lahti iba a servir para celebrar los 100 años de independencia del país con un gran evento deportivo y con un éxito económico, pero ocurrió al revés. El resultado es una medalla de oro, una de plata, tres de bronce y la pérdida de 1,6 millones de euros", según pública la Agencia Polaca de Prensa (PAP).

El secretario general del Campeonato del Mundo de Lahti 2017, Janne Leskinen, aseguró que la competición iba a traer a los organizadores al menos un millón de euros de beneficios. Desgraciadamente, no fue esto lo que pasó, y la federación finlandesa se ha visto obligada a firmar un aplazamiento de la deuda con los bancos para los próximos 15 años.

A pesar de estos problemas, el pasado martes en Lahti tuvo lugar la inauguración del monumento al saltador de esquí, que ha podido ver la luz gracias a los ingresos procedentes de las donaciones. La idea inicial surgió en los años 60, pero la falta de dinero y desavenencias por la ejecución y ubicación del monumento hicieron que el proyecto se desestimase por aquel entonces.

La figura de acero inoxidable representa un desconocido saltador durante el vuelo con estilo clásico, cuyo proyecto y ejecución han costado 50.000 euros. Erkki Raid, subdirector de club Lahden Hiihtoseura, ha explicado que su financiación procede completamente de inversores privados, y que el club sólo ha aportado consejos y cooperación.

El monumento se ha situado en la tribuna principal, junto al Museo de Esquí. En la inauguración estuvieron presentes autoridades locales y varios representantes del gobierno finlandés. El diseñador es Vesa Ekholm.

Fuente: www.skijumping.pl

 

Comparte este artículo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn