Parece que la historia del saltador finlandés, conocido no sólo por sus excelentes resultados, va a tener su continuación. Después de sus últimos problemas por incumplir las reglas de cooperación con su federación nacional, Harri Olli anuncia su vuelta a las competiciones.

El subcampeón del mundo en 2007 confirma que ha encontrado la motivación para entrenar y saltar, y cree que es posible llegar a un acuerdo con la federación finlandesa. Fuentes allegadas a la federación confirman este extremo y no cierran la puerta al saltador de 32 años, pero todo depende de su estado de forma.

"Por fin, mis saltos son como deberían ser. Vuelvo a saltar bien muy a menudo. En mi carrera me he topado con muchos obstáculos, pero ahora debo seguir en línea recta", comenta Olli.

En 2008 tuvo que enfrentarse a los primeros problemas, cuando fue expulsado del equipo tras una competición de vuelo en Oberstdorf por abusar del alcohol y la fiesta durante el campeonato. Al desafiante finlandés también le pasaron factura sus excesos en el trampolín. En la temporada 2010-11, por realizar un gesto feo tras uno de sus saltos (hizo una "peineta" a la cámara), fue excluido del siguiente concurso de la Copa del Mundo.

El año pasado Olli también tuvo sus más y sus menos con la Federación. Participó en una campaña publicitaria de una empresa de apuestas y fue excluido del equipo nacional por hacerlo sin el consentimiento de su Federación. Y, al no poder participar en competiciones, el año pasado no pudo acudir al Mundial de Lahti. No obstante, si vuelve a competir, puede que se cumpla su sueño de estar en los Juegos Olímpicos.

Durante un reciente conferencia de prensa comentó su actual relación con la federación finlandesa "Hace algún tiempo me reuní con el director, Mika Kulama. Hablamos, y estoy convencido de que llegaremos a un acuerdo. Seguro que todo esta situación no ha perjudicado a mis saltos. Quiero participar en los JJOO en Corea del Sur y llegar allí al nivel más alto posible".

Para participar en los Juegos Olímpicos ha de recorrer un camino muy largo. El primer paso es el campeonato nacional de Finlandia en Octubre. Su última presencia en concursos internacionales fue Wisła, en el Grand Prix de 2015, donde acabó en noveno lugar por equipos junto con Ville Larinto, Lauri Asikainen y Jarkko Maeaettae. Pero ahora la presión es mucho mayor; para poder entrar en el equipo olímpico tiene que saltar muy bien en la primera parte de la temporada de invierno.

A mejorar sus resultados le puede ayudar su nuevo entrenador, Toumas Virtanen, que en el pasado trabajó con Anssi Koivuranta. Virtanen piensa que el inicio de temporada va a ser un desafío personal para su saltador. "Harri ha entrenado con mucha pasión, especialmente en los últimos tres meses. La situación parece muy prometedora, creo que todavía no ha demostrado todo su potencial. Después de recuperar una buena forma física, el nivel de sus saltos empieza a estabilizarse".

Olli mira al futuro con optimismo y asegura que no quiere retirarse tan pronto. "La temporada pasada sentí un impulso nuevo. Durante mucho tiempo disfruté saltando y ahora quiero volver a conseguir grandes resultados. Me gustaría seguir saltando todavía muchos años más. Pienso que la edad no es un obstáculo para practicar este deporte", concluye Olli.

Ojalá su regreso no vuelva a asociarse con otros incidentes extradeportivos, tan habituales por degracia durante su carrera.

Fuente: www.skijumping.pl

 

 

Comparte este artículo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn