La mala suerte parece haberse cebado con el saltador alemán, que ha vuelto a sufrir una nueva rotura del ligamento cruzado y que se perderá toda la temporada olímpica.

Apenas seis meses después de haberse roto por primera vez el ligamento de su rodilla derecha, Freund ha vuelto a sufrir la misma lesión durante una sesión de entrenamientos realizada en Oberstdorf.

"Sentí un dolor intenso en la rodilla derecha durante la recepción. Después la rodilla se volvió inestable, estuve con el médico y tuve que hacerme una resonancia que reveló una rotura del ligamento anterior cruzado. Hasta entonces me he encontrado muy bien, la rehabilitación ha ido según lo previsto, pero este nuevo revés es increible", confesaba el ex campeón del mundo en un comunicado emitido por la federación alemana.

Freund ya ha sido operado este mismo viernes en Munich. "La intervención ha sido un éxito. El ligamento anterior cruzado ha sido reemplazado y se ha reparado el daño en el menisco medio y lateral. Probablemente Freund estará un par de días en el hospital antes de que pueda comenzar otra nueva rehabilitación", explicaba el doctor Peter Brucker, que ha llevado a cabo la intervención.

Para el entrenador de Alemania, Werner Schuster, esta segunda lesión del líder del equipo es un serio revés en la preparación de los Juegos de PyeongChang. "La lesión es una noticia terrible para el propio Severin y para todo el equipo. Será todo un desafío para nosotros llenar su hueco en los Juegos Olímpicos, pero sobre todo le deseamos a Severin una rápida recuperación".

El saltador bávaro ya piensa en su nuevo objetivo: el Mundial de 2019. "Me será imposible conseguir mis metas olímpicas, pero desde ya mismo voy a prepararme para el Mundial de Seefeld. Ya he pasado por situaciones como esta durante mi carrera y sé muy bien cómo manejarlas".

Comparte este artículo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn