Noticias

Sin tradición ni afición, pero en la última década Turquía creó un equipo. Todo cambió, no obstante, en otoño cuando el entrenador Pekka Niemelae dejó Turquía para construir un nuevo proyecto en China de cara a los Juegos Olímpicos de Pekín.

“La decisión de Pekka nos dolió mucho. Le debemos mucho, trabajamos juntos cuatro años, hicimos pequeños progresos y creamos la historia de los saltos en Turquía. Nos dio mucha pena, pero la vida es así y tuvimos que aceptarlo. Seguimos en contacto con Pekka y con otros entrenadores anteriores”, afirma Fatih Arda Ipcioglu, saltador turco que participó en los Juegos Olímpicos de PyeongChang.

La búsqueda de un nuevo entrenador llevó bastante tiempo. El esloveno Vasja Bajc, que desde 2007 había creado la base de este deporte en Turquía, no aceptó la oferta para regresar, pero propuso a su compatriota Primoz Peterka para el cargo. A finales de Enero se firmó el contrato con el ex campeón de la Copa del Mundo.

“Los problemas con el entrenador hicieron que empezásemos con retraso la pasada temporada. Entrenábamos con Faik Yuksely (ex saltador y antiguo ayudante de Pekka Niemelae) y empezamos a trabajar muy tarde en los trampolines. En cuanto llegó Peterka nos avisó de que después de unos cuantos entrenamientos ya empezaríamos a participar en competiciones. De la Copa Continental en Chaykovski me traje unos puntos y al menos no perdí todo el invierno”, comenta Ipcioglu.

En Marzo, la prensa eslovena informaba de que Primoz Peterka había perdido su batalla contra el alcohol, la adicción contra la que había estado luchando desde hacía varios años.

Tras perder el carné de conducir por superar el exceso de velocidad, mientras sus saltadores viajaban a Rusia para participar en la Final de la Copa Continental, el esloveno apareció en la Copa de Mundo de Planica. Según un periodista polaco, tenía la cara amoratada.

Peterka no seguirá como entrenador de Turquía. Su puesto lo ha ocupado otro esloveno, el ex saltador de 32 años Nejc Frank, que hasta ahora había sido ayudante de los entrenadores eslovenos Goran Janus y Gorazd Bertoncelj. 

A Frenk le ayudará Samet Karta, el único saltador turco que ha ganado una competición oficial en la FIS Cup de Brattleboro. Recientemente el cuerpo técnico ha recibido también la llegada del eslovaco Martin Bayer, que será responsable de la equipación.

Como confirma Ipcioglu, los saltadores ya han empezado a entrenar en los trampolines en Erzurum. “Vamos en la dirección correcta. En el equipo nacional tenemos cuatro saltadores, pero hay muchos más aspirantes. Actualmente habrá unos veinte chicos que practican saltos de esquí, y siguen llegando nuevas solicitudes de gente interesada por este deporte. Los jóvenes tienen suerte de poder fijarse en nosotros. Nosotros no tuvimos esta posibilidad. Ahora mismo no tenemos grandes problemas, recibimos un gran apoyo de nuestra federación. ¡Las fuerzas áreas turcas son cada vez más fuertes!”.

¿Cuáles son los objetivos de Ipcioglu para el futuro? “Hacer buenos saltos y conseguir buenos resultados. También me gustaría participar en una competición de vuelo y ser el primer turco que lo hiciese”.

Fuente: www.skijumping.pl