Noticias

Casi veinte años después de su último triunfo por equipos en el Grand Prix, Japón volvió a subir a lo más alto del podio gracias a una magnífica actuación en el Wielka Krokiew de Zakopane.

Kazuyoshi Funaki, Masahiko Harada,HIdeharu Miyahira y Yuta Watase (¿les suena?) lograron aquella primera y única victoria por equipos para Japón en el Grand Prix de Hakuba en Septiembre de 1999. Desde entonces, apenas otro triunfo año y medio más tarde en la Copa del Mundo de Park City y poca cosa más, al menos en el plano colectivo.

Hasta que este sábado Naoki Nakamura, Keiichi Sato, Yukiya Sato y Junshiro Kobayash ganaron con todo merecimiento el evento por equipos del Gran Premio de Verano en Zakopane, con un total de 961,9 puntos por delante de Polonia (Piotr Zyla, Jakub Wolny, Kamil Stoch, Dawid Kubacki, 951,1 puntos) y Noruega (Halvor Egner Granerud, Thomas Aasen Markeng, Marius Lindvik, Johann Andre Forfang, 931,2 puntos).

Ante más de 10.000 espectadores en el Wielka Krokiew, una cifra récord en las competiciones estivales, los japoneses fueron los más completos y los más regulares. Ninguno de ellos mostró debilidad alguna y llegaron a la ronda final con más de 10 puntos sobre el equipo polaco, que sólo había podido ser séptimo, a 40 puntos del por entonces líder. Para Japón este éxito es otro paso adelante hacía la élite mundial. Los dos Sato, Junshiro Kobayashi y Naoki Nakamura se mostraron imbatibles, y eso sin olvidarnos de un Ryoyu Kobayashi que hará su debut este verano en ese Gran Premio de Hakuba el próximo fin de semana.

La competición se iniciaba con varias sorpresas. Polonia era séptimo después del tercer grupo y antes de que Dawid Kubacki le situara en la cuarta plaza al término de esa primera ronda. En la segunda, los polacos mejoraron notablemente y remontaron hasta el segundo lugar del podio ante su público.

De inicio, los noruegos también tuvieron más problemas de los esperados. En la ronda final, Forfang y compañía mejoraron su rendimiento y el equipo de Alexander Stoeckl acabó en un merecido tercer puesto.

Alemania fue cuarto, claramente por detrás de los noruegos, mientras que Eslovenia (líder al comienzo de la competición gracias a un sobresaliente Tilen Bartol) no pudieron mantenerse cerca de los mejores y acabó quinto. Para Austria, donde volvió a destacar Gregor Schlierenzauer, fue la sexta plaza, por delante de suizos y rusos.

La República Checa y Estados Unidos no se clasificaron para la ronda final.

Fuente: FIS