Noticias

Dos meses después de su nombramiento como entrenador del equipo austriaco, Andreas Widhoelzl ya se ha puesto manos a la obra con sus saltadores para empezar a trabajar en la temporada 2020-21. Y hay que reconocer que Andi llega con ganas...

El nuevo técnico de las Águilas Rojas se reunió esta semana con algunos de sus pupilos, entre ellos Philipp Aschenwald y Clemens Leitner, en el trampolín Bergisel de Innsbruck para recuperar el ritmo de entrenamientos tras el confinamiento a la que también se han visto obligados los austriacos por la pandemia del Covid-19.

Después de haber estado trabajando en el seno de la federación austriaca los últimos años, el ex saltador de 43 años ha iniciado su nueva misión con mucha ilusión y ganas de trabajar: "Todos los días no se tiene una oportunidad como esta, pero para mí el tiempo nunca fue un factor importante. Quería quedarme en Austria, mi objetivo siempre fue poder asumir este cargo algún día. He sido ayudante durante cinco años, pero ser primer entrenador es algo diferente", confesaba Widhoelzl en la web 'orf.at'.

El tirolés ya ha marcado objetivos ambiciosos para su primera temporada en el cargo y, sobre todo, las mayores esperanzas están depositadas en el flamante campeón de la Copa del Mundo de este invierno pasado, Stefan Kraft: "Por supuesto, el objetivo para mí este año es que Kraft vuelva a ganar el título. El que conozca a Stefan sabrá que no se conformará con menos".

Las metas para el resto del equipo también son altas: "Nuestro objetivo es luchar por el podio en cada competición. Tenemos un gran potencial y un equipo muy interesante con saltadores muy experimentados como Stefan, y buenos saltadores jóvenes como Marco Woergoetter y Clemens Leitner ".

La primera concentración de pretemporada del equipo nacional se realizará en Faak am See (Carintia) a mediados de este mes de Junio.

Fuente: FIS