Noticias

Después del abrupto final de la temporada, Andreas Felder ha protagonizado la primera sorpresa al anunciar que dejará su puesto como entrenador del equipo nacional austriaco. Aún no se conoce el nombre de su sucesor.

Este lunes la Federación austriaca (OSV) ha hecho pública la renuncia de Felder como máximo responsable del cuerpo técnico tras dos años en el cargo. El acuerdo se llevó a cabo con el visto bueno de Mario Stecher, director deportivo de la federación.

Felder, de 58 años, argumenta cuestiones personales como los motivos que le han llevado a tomar esta sorprendente decisión. “El cargo de primer entrenador del equipo austriaco es una tarea que requiere un compromiso total y que exige toda la energía posible. Actualmente, esto no es compatible con mi vida privada", señaló Felder, que fue padre por tercera vez el pasado mes de Febrero.

“Los últimos dos años han sido muy enriquecedores para mí. Afortunadamente, también conseguimos éxito deportivos. Me gustaría agradecer el trabajo de todos mis compañeros, ahora me entregaré por entero al nuevo trabajo que se me encomiende”, continuó.

Felder asumió el cargo de entrenador en Abril de 2018 después de la decepcionante temporada olímpica que vivió Austria a las órdenes de Heinz Kuttin. Bajo su mandato, los saltadores austríacos sumaron 11 victorias y 40 podios, y en esla última temporada Stefan Kraft ganó su segunda Copa del Mundo y Austria terminó en segunda posición en la codiciada Copa de Naciones, por detrás de Alemania.

“La federación y yo mismo no tenemos palabras suficientes para agradecer el trabajo de Andreas Felder. Hace dos años se hizo cargo del equipo en una situación tremendamente difícil y ha completado la transición con un éxito rotundo. Se merece el mayor respeto por parte de todos, advertía Mario Stecher.

Para Felder, que como saltador en activo ganó 25 competiciones de la Copa del Mundo, este ha sido su segundo mandato como entrenador austriaco, cargo que ya había ocupado entre 1995 y 1997. De momento no está claro quién ocupará su cargo.

“Ahora es el momento de mirar al futuro y marcar los objetivos para los próximos años. Nos esperan algunos aspectas citas importantes, como el Campeonato del Mundo en Oberstdorf, el Mundial de Vuelo aplazado en Planica y los Juegos Olímpicos de 2022 en Pekín. Ahora toca formar un cuerpo técnico que esté a la altura", concluyó el director deportivo, Mario Stecher.